Alhambra

Romana, Árabe y Cristiana

La villa de Alhambra se halla, casi en su totalidad, sobre un cerro milenario situado en la mitad norte del Campo de Montiel. Tiene uno de los términos municipales mayores del país, con 580,2 km2. Su terreno es llano en la vega, ondulado hacia el este y montañoso hacia el sur-oeste, alcanzando su máxima altitud en la Sierra de Alhambra, el “Juego de Bolos”, con 1.086 m. Su término municipal es cruzado por el arroyo de Alhambra y los ríos Tortillo, Cañamares y Azuer.

Dentro de su término hallamos también la Alhambra tiene vestigios del Paleolítico, poblamiento en la Edad de Bronce y en la Edad del Hierro. Los Íberos se establecieron en el cerro llegando a una población importante amurallada dentro del campo Oretano. Alhambra, “Laminium” en la época romana se convirtió en una importante ciudad, convertida en un enclave comercial desde el primer momento, al hallarse sobre dos importantes vías de comunicación y poseer recursos atractivos para la capital, Roma, como es la excelente piedra de afilar utensilios y armas, encontrada en la importante cantera, que el historiador Romano Plinio el Viejo describe en la historia de las ciudades de la Hispania Romana. Con la decadencia del Imperio Romano, llegaron los visigodos y posteriormente los árabes, que edificaron el magnífico castillo de la localidad y que cambiaron el nombre de Laminium por el de Alhamrah, actualmente Alhambra que significa “la Roja” por el color rojizo del terreno.

El castillo se les debe a ellos, así como el plano de la población, de trazado árabe irregular, aunque condicionado también por la estructura geográfica en que se asienta.

El esplendor de Alhambra continuó en la Edad Media, especialmente desde su conquista cristiana y dominio por parte de la Orden Militar de Santiago. Fue el maestre de dicha Orden quien extendió los dominios de Alhambra hasta lo que hoy es casi su término municipal.

Alhambra llegó a tener 4000 habitantes en el siglo XIV, pero empezó a perder su poder e influencia con los Reyes Católicos y el final de la Reconquista.

Alhambra tiene uno de los términos municipales mayores de España, con más de 580 km2.

Castillo Árabe de los Omeya

De trazado árabe irregular, aunque condicionado también por la estructura geográfica en que se asienta. Es de reducidas dimensiones, tiene forma ovalada, adaptándose a la cresta rocosa de la cima. Construido enteramente en piedra. En su interior pueden verse las saeteras, los apoyos empotrados de las desaparecidas vigas y el arco ojival de la puerta principal, resto tipo alcazaba en muy buen estado de conservación. Pertenece a la época de los Omeya. Aunque su primera construcción fue árabe, parece que la definitiva forma poligonal que ahora puede apreciarse se debe al conde Álvaro Núñez de Lara.

Castillo Árabe de los Omeya

De trazado árabe irregular, aunque condicionado también por la estructura geográfica en que se asienta. Es de reducidas dimensiones, tiene forma ovalada, adaptándose a la cresta rocosa de la cima. Construido enteramente en piedra. En su interior pueden verse las saeteras, los apoyos empotrados de las desaparecidas vigas y el arco ojival de la puerta principal, resto tipo alcazaba en muy buen estado de conservación. Pertenece a la época de los Omeya. Aunque su primera construcción fue árabe, parece que la definitiva forma poligonal que ahora puede apreciarse se debe al conde Álvaro Núñez de Lara.

Iglesia de San Bartolomé

Situada en el corazón del pueblo, data del siglo XIII. Según Portuonto, parece que fue levantada sobre los restos de un templo romano. El estilo más relevante es el Barroco.

Su planta es de cruz latina, de una sola nave. La portada principal es renacentista con dos cuerpos flanqueada por pilastras, con arco de medio punto. En su interior, se pueden apreciar dos preciosos retablos y un sagrario del siglo XV, la imagen de San Bartolomé, de San Antonio Abad, las de San Pedro y San Pablo, y dos cuadros inspirados en Santo Tomás de Villanueva y San Agustín, todo ello de notable valor histórico y artístico.

Dentro de la iglesia hay una dependencia destinada a la conservación de los bienes culturales haciendo las veces de Museo-Archivo Parroquial.

Togados e Inscripciones Romanas

En la actual plaza de España podemos observar la estatua de un togado romano sobre un ara de mármol blanco, otra estatua incompleta de mujer y tres aras con inscripciones latinas, ubicados en los alrededores de la Iglesia de San Bartolomé, que se edificó sobre los cimientos de un templo romano.

Necrópolis Visigoda

Las Relaciones Topográficas de Felipe II, hace referencia al descubrimiento en la falda del cerro de Alhambra de sepulturas con restos humanos y cuentas de collar, lo que parece constituir la primera noticia sobre esta necrópolis. En 1914 se halló una estela funeraria con una figura femenina, junto a la Necrópolis de las Eras, actualmente en los fondos del Museo Arqueológico Nacional.

En 1956 se encontró al pie del cerro una treintena de sepulturas de diferente tipología, organizadas en diez filas, con un trazado bastante regular. La gran extensión de esta necrópolis rupestre (unos 3000 m2) pone de manifiesto una alta densidad demográfica. Por sus inmediaciones discurren la Cañada de Andalucía y, en la antigüedad, este territorio era atravesado por varias calzadas romanas.

Los Miradores de Alhambra

Alhambra tiene una serie de miradores desde donde se pueden contemplar impresionantes vistas del Campo de Montiel: Desde el mirador de la Gorgotija se puede divisar la necrópolis visigoda; desde el mirador Parque del Calvario, se divisa la sierra de Alhambra y restos de la calzada romana que unía las ciudades de Toletum y Laminium.

Las Cuevas de Huelma

Esta ruta parte del un cortijo llamado Huelma y discurre por una canalización artificial, que proveía al molino de agua para la producción de la energía. A continuación se adentra en un desfiladero con una vegetación exuberante y con unas grandes paredes de piedra caliza, en las cuales se abren unas oquedades, dando lugar a unas curiosas cuevas.

Senderismo por la Lagunilla

Se trata de un paraje casi virgen que puede hacerse a pie o en bici por una enorme vaguada, protegida por dos cadenas de montes situados a su derecha e izquierda a lo largo del río. En nuestro paseo observaremos el contraste de colores ocres de los alcornoques y quejigos, los verdes de las encinas, romeros, torviscos, y sabinas, los rojos de los escaramujos, zarzas y rosales silvestres. Nos encontraremos arroyos de agua y zonas de suelo encharcadas formando espacios lagunares de poca profundidad. Destacar también el yacimiento arqueológico del Bronce que tenemos en el monte situado a nuestra derecha, al comienzo de la Lagunilla.

El Museo Arqueológico de Alhambra

Es quizás uno de los museos más completos de la provincia, ya que posee en sus vitrinas, una gran diversidad de restos y piezas arqueológicas muy valiosas de cada una de las etapas mas importantes de la Prehistoria e Historia de Alhambra y sus alrededores, contando incluso con fósiles y piezas datadas en el Paleolítico y Edad del Bronce y la otra época histórica con piezas iberorromanas, romanas, visigodas, y de la Edad Media.

Alhambra_Campo_de_Montiel_destacado

Fiestas y tradiciones

Las fiestas más populares de Alhambra son las que se celebran en honor de su patrón San Bartoloméy que tienen lugar desde el día 23 al 27 de agosto.

El día de San Isidro Labrador, celebrada el día 15 de Mayo, en cuyo día se visten las carrozas, adornadas para celebrar la procesión y desfile ante el Santo.

Las fiestas dedicadas a San Antón, celebrada el día 17 de Enero, en cuya víspera se encienden hogueras en distintas calles y sobre todo la hoguera de la Plaza Mayor.

Las Cruces, los días 2 y 3 de mayo, consistentes en diseñar y adornar un altar casero con una cruz y multitud de objetos, tanto folclóricos como campestres, así como un convite en la casa que se ha colocado.

Procesión del día del Corpus Christi que recorre las calles del pueblo debidamente adornadas.

La Romería de Nuestra Señora de Fátima (2º sábado de mayo), llevando a la Virgen a su santuario y festejando la ocasión con bailes y comidas variadas, principalmente a base del exquisito cordero de la tierra.

Un paseo por la Alhambra