Villanueva de los Infantes

Monumental e hidalga

Villanueva de los Infantes, es el municipio con mayor potencial turístico del Campo de Montiel, visita obligada y uno de los pueblos más bellos de España. Presume de un importante conjunto histórico representativo del barroco y del renacimiento manchego. El trazado urbano es muy simétrico y ofrece numerosos lugares de interés arquitectónico, entre ellos la impresionante Plaza Mayor. Destacan numerosos edificios civiles, religiosos, palacios y casas populares de gran belleza.

Plaza Mayor e Iglesia de San Andrés

La Plaza Mayor es de estilo neoclásico y constituye un elemento clave del diseño urbano donde se instalaron las principales instituciones políticas y religiosas. De principios del XVII, tiene planta trapezoidal. Al norte, la iglesia de San Andrés y la Casa Rectoral, lo que supone la presencia religiosa en el ámbito civil. No hay que olvidar que precisamente esta portada de 1612 es la última de las tres existentes en el conjunto parroquial, tiene, al sur amplias balaustradas de madera sustentadas por zapatas. La arquitectura de este testero, la forman dos paños, separados por la calle Cervantes, de marcada horizontalidad. En piedra hay tres cuerpos, los dos superiores con balcón corrido de madera, vanos rectangulares, y el último con galería cubierta por alero sobre pies derechos de madera.

En los otros dos lados una sucesión de arcos de medio punto. Uno de ellos es el Ayuntamiento y los Juzgados. Alzado en tres cuerpos, el inferior con arquerías de medio punto, el siguiente con balcones con frontón triangular, que en el Ayuntamiento se transforma en logia de medio punto sobre medias columnas jónicas. La balconada servía para que las autoridades pudieran presenciar los festejos celebrados en la plaza. En su fachada destaca el escudo que le dio el Maestre de la Orden de Santiago Don Enrique de Aragón a la villa. En los cuarteles que forma la cruz de Santiago, aparecen las armas de Castilla, de León y las barras de Aragón, reino del que era infante D. Enrique.

Interesa en la plaza la vivienda que abre la actual calle Ramón Herrera que interrumpe la balconada de la plaza. Tiene una fachada del siglo XVII en tres cuerpos, el inferior adintelado con pilastras estípites con gotas y frontón partido. El segundo adintelado con pilastras y frontón triangular, al igual que el tercero que cubre con una cornisa sobre ménsulas. Este exterior se relaciona con la primera fase de la plaza mayor y testimonio de la evolución de su arquitectura hasta el estado actual.

PlazaDeVillanuevaDeLosInfantes_Campo_de_Montiel

Plaza de Villanueva de los Infantes, vista de la Iglesia de San Andrés

La Iglesia de San Andrés se asoma a la Plaza Mayor con su impresionante fachada de estilo Clasicista, con un profundo arco de medio punto sobre pilastras jónicas y heráldica de la Orden de Santiago en el fuste. Esta portada herreriana es debida a Francisco Cano. Las otras dos portadas, la norte y la oeste, son platerescas.

En el interior se aprecia una síntesis de estilos artísticos. Es un proyecto gótico de una sola nave, dividida en tres tramos cubiertos con bóvedas de crucería. En esta magnífica joya monumental se abre una capilla cubierta con bóveda estrellada gótica, donde está enterrado Don Francisco de Quevedo y Villegas.

La mayor parte del Parque Natural Lagunas de Ruidera pertenecen al término de Ossa de Montiel

Hospital de Santiago e iglesia del Remedio

Edificio del siglo XVII de sencilla fachada con los escudos de la ciudad. Su origen es medieval ya que aparece mencionado en las Relaciones Topográficas de Felipe II, como lugar cedido por Juan Pérez Canuto “donde viven personas pobres, se curan los enfermos y sirve de refugio para caminantes”.Fue reconstruído por la Orden Santiago en 1631-1636 como atestiguan las inscripciones de la fachada, pues fue reconstruido por la Orden de Santiago.

A nivel arquitectónico la portada se conforma con un gran arco de medio punto con los sillares almohadillados. En la parte superior, sobre una cornisa, se abre un vano enrejado y adintelado también almohadillado. A ambos lados encontramos la heráldica de la ciudad. El interior se abre por un zaguán empedrado que da paso a un patio central. Actualmente es un Centro Social.

A continuación nos encontramos con la Iglesia del Remedio, que ya existía en 1500, levantada por la Cofradía de Pastores. En el S. XVII (1639) queda englobada dentro del hospital de la Orden de Santiago para peregrinos y enfermos. En su interior se conserva un retablo con dos columnas estriadas con capiteles corintios e inscripciones alusivas a la Orden de Santiago, que nos recuerda la vinculación de este territorio a dicha Orden.

Alhóndiga

El exterior se conforma con dos portadas adinteladas con pilastras dóricas de sillares almohadillados. Sobre el dintel encontramos el escudo heráldico de la ciudad y en la parte superior vanos enrejados con jambas y dintel almohadillado y una gran concha alusiva a la Orden de Santiago.

Se construyó como pósito (almacén de trigo) y casa de contratación que canalizaba la intensa actividad comercial desde mediados del siglo XVI, hasta que en 1719 se transformó en la cárcel del partido, siendo rey Felipe V. Resulta curioso el gran número de grabados realizados por los presos sobre la piedra en pareces y columnas. El patio es rectangular, y se encuentra abierto con dos y tres vanos de medio punto sobre gruesos pilares cilíndricos con capiteles toscanos. En la actualidad alberga la Casa de Cultura y Biblioteca Municipal.

Palacio de los Fontes

Se conforma la fachada con sillares de cantería mezclados con paramentos de ladrillo. Los vanos se reparten regularmente y la portada central presenta almohadillado y placas recortadas. El interior se estructura en torno a un patio cuadrado sobre ocho columnas con zapatas.

Casa del Arco

La Casa del Arco es de mediados del XVII, aunque no pierde su clasicismo. Su fachada, de estilo neoclásico, inscrita en una honda cimbra nos recuerda a la de la Iglesia Parroquial. La portada en sí tiene dos cuerpos. El inferior adintelado entre dobles medias columnas dóricas, el superior adintelado entre pilastras toscanas cajeadas. Se corona con frontón semicircular partido. La puerta está repleta de conchas de bronce, al igual que los herrajes y aldabones.

En su interior el esquema de las casas se repite: zaguán de piedra y patio señorial de columnas jónicas. En el brocal del pozo se lee la fecha de 27 de enero de 1846, y en el lado opuesto la de 9 de marzo de 1802. Fue la Casa de Los Cañuto. Enfrente hubo un corral de comedias.

Casa de Los Estudios

También llamada Colegio Menor. En un principio, de la enseñanza se encargaba el convento de San Francisco, hoy desaparecido. Es a partir del siglo XVI, cuando para cubrir las necesidades culturales y de formación, se abren Colegios Menores.

Aquí impartió sus enseñanzas Bartolomé Jiménez Patón, insigne gramático, Maestro de Humanidades y Retórica que ejerció fuerte influencia entre filósofos y escritores. Amigo de D. Francisco de Quevedo.

Casa Palacio del Marqués de Entrambasaguas

En su fachada se emplea el orden dórico correcto. Portada adintelada enmarcada por columnas dóricas con fustes acanalados sostienen un entablamento con friso de triglifos y metopas. Sobre la cornisa un frontón partido y enrollado alberga el vano superior. En la esquina se encuentra la heráldica familiar.

Casa de Sto. Tomás de Villanueva y Oratorio de Santo Tomasillo

La Casa presenta una sobria estructura de sillería con sencillo balcón corrido y heráldica arzobispal del Santo en la esquina que definen la fachada. El mencionado escudo es cuartelado: en el primero tiene un corazón atravesado por una flecha, en el segundo una estrella, en el tercero un castillo sobre peñas y tres ballestas (pues Santo Tomás estaba emparentado con los Ballesteros), y en el cuarto un león. En la actualidad existe una placa conmemorativa del IV Centenario de su muerte.

Frente a la casa nos encontramos con el Oratorio de Santo Tomasillo, un edificio de los pocos existentes de estilo barroco pleno. Es una pequeña construcción de sillares en la parte baja y mampostería y ladrillo en la superior, con espadaña. Se decora con una portadilla de dos cuerpos, adintelado el inferior entre estípites con guirnaldas de frutas, que se reitera en el friso y alrededor de la cartela con la dedicación “Oratorio Ermita en casa de los Aguados Año 1713”.

Tribunal de la Inquisición

Sólo se conserva la portada de sillería adintelada con el escudo del Santo Oficio, fácilmente reconocible por la cruz, las tibias cruzadas y la calavera. Fue cárcel de la Inquisición, dependiendo al principio del Tribunal de Jaén y, más tarde, del de Murcia. Refleja el esplendor de Villanueva de los Infantes en los siglos XVI, XVII y XVIII.

Convento de Santo Domingo

Fundado en 1526 bajo el mecenazgo de Juan López Garci-Fernández. En 1844, tras la desamortización de Mendizábal fue vendido al Estado que lo utilizó para Escuelas Públicas hasta 1979.

Destacar en su interior el claustro de ladrillo mudéjar con arcos de medio punto sobre pilares enmarcados por pilastras toscanas que sostienen el entablamento que da paso al piso superior donde se abrían vanos adintelados.

En una celda de este convento falleció D. Francisco de Quevedo y Villegas el 8 de septiembre de 1645, tras llegar en abril buscando cuidados médicos desde su señorío de la Torre de Juan Abad, conservándose aún a día de hoy. Actualmente es un hotel.

Iglesia de Santo Domingo

Construida en el S. XVII siguiendo las normas de la contrarreforma. La planta de cruz latina, una sola nave con crucero de brazos muy cortos y capillas laterales a ambos lados. Altar elevado y enfrente, a los pies, el coro, que se estructura sobre una bóveda de crucería. En el altar mayor se contempla un magnífico retablo barroco de columnas salomónicas, con las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Virgen de la Soledad y San Juan Apóstol. Sobre él, interesantes frescos referentes a Santo Domingo.

Casa Solar Familia García del Busto

Perteneció en un principio a la familia del Busto, uno de los linajes más antiguos y propietarios de la capilla del primer y último enterramiento de Don Francisco de Quevedo en la Iglesia de San Andrés. Sus armas se encuentran en el escudo de la fachada, así como en las esquinas del patio interior. Desde el S. XIX pertenece a la familia Rebuelta.

Casa del Duque de San Fernando

Su situación en esquina con la calle Fuente permite el desarrollo de una heráldica angularsobre un espléndido balcón, coronándose con un alero de madera con canecillos.

Iglesia del Convento de la Encarnación

Fundado por la Orden Dominica en el año 1598. Todo el edificio corresponde al pleno barroco, destacando el pórtico en la C/ Monjas y Honda, y la fachada-retablo de la C/ Cervantes con un altorrelieve que representa la Anunciación.

Palacio del Marqués de Melgarejo

Con grandiosa fachada clasicista de la primera mitad del XVII, en la que aparecen los emblemas familiares en el pórtico neoclásico. La gran fachada horizontal presenta dos cuerpos con vanos rectangulares y balcones. Ofrece una gran portada clasicista con dos alturas. La inferior adintelada. La superior se centra por un balcón entre dobles medias columnas jónicas sobre plintos, soporta un entablamento y tiene ornamentación heráldica a ambos lados: el de la izquierda corresponde a los Baillo y el de la derecha a los Melgarejo. Llama la atención su patio principal, donde se elaboran los pórticos sobre columnas jónicas y zapatas manieristas. Posee una imponente escalera imperial del S. XIX, en mármol, de arranque único y dos salidas, en el frontal hay una vidriera modernista con decoración neorrenacentista.

Sede de la Vicaria de la Orden de Santiago en el Campo de Montiel

Esta magnífica edificación se abre al exterior con una portada adintelada y almohadillada. En la parte alta encontramos la heráldica de la Orden y leyendas a ambos lados. De 1749, según atestigua la inscripción de la fachada “Casa del Insigne e Real Convento de Uclés, cabeza del Orden de Santiago…”. Aquí tuvo su sede la Orden Militar del mismo nombre, como se aprecia en el escudo en la parte superior del pórtico.

Casa del Caballero del Verde Gabán

Según la tradición perteneció a D. Diego de Miranda, Caballero del Verde Gabán, y aparece descrita por Cervantes en el capítulo XVIII de la segunda parte de El Quijote.

La portada presenta estructura adintelada. En ella estuvo la Compañía de Jesús, como delata la cruz existente sobre la puerta. En su interior un bello patio al estilo castellano, con pórticos sobre columnas toscanas con zapatas. Las galerías superiores conservan la estructura de madera. No falta el típico pozo y la entrada de la cueva.

Palacio del Marques de Camacho

La fachada hace esquina, superando los dos cuerpos del conjunto con una pequeña torre sobre pilastras toscanas de piedra en forma cuatripartita. El ángulo se adorna con un bello escudo heráldico esquinado.

La portada es de dos cuerpos. El inferior adintelado entre columnas toscanas con escudo de los Bustos en el friso. El superior adintelado entre columnas dóricas acanaladas. El interior se conforma en torno a un patio cuadrangular sobre doce columnas jónicas . En la actualidad son entidades bancarias.

Casa de la Pirra

Situada en el número 42 de la calle Don Tomás el Médico. La portada se resuelve en el piso inferior con un sistema de cantería adintelada con molduras; mientras que en el superior destaca el balcón-púlpito corrido, haciendo esquina, con alero con canecillos de perfil partido que imita el balcón donde se proclamaban las gestas al venir de las cruzadas. El interior define el patio cuadrado con pórticos sobre ocho columnas dóricas y zapatas de perfil partido.

Casa de los Portillo

Situada en el número 19 de la calle de Don Tomás el Médico. Sobria fachada horizontal con vanos rectangulares de distinto tamaño y balcones que se alternan. Todos tienen rejería. La portada es adintelada con pilastras dóricas acanaladas sobre fondo almohadillado. Se corona con un frontoncillo partido y cruz de Calatrava. Los dos escudos junto al balcón corresponden, el de la izquierda, a los Maldonado, y el de la derecha a los De la Barreda, lo que demuestra la moderna restauración, al ser estos últimos los recientes propietarios.

Casa Solar de los Bustos. Don Jeromito

Situada en el número 44 de la calle de Don Tomás el Médico, y aunque se conoce como Casa de Don Jeromito, debió ser la Casa Solar de los Bustos. La fachada se conforma con un hueco inferior adintelado con molduras y heráldica central. En el piso alto existe un balcón coronado con un frontón partido que engloba la heráldica. En el interior, interesante patiorectangular que conserva dos galerías sobre columnas jónicas y zapatas invertidas.

Palacio de los Ballesteros

Del segundo tercio del siglo XVI. Perteneció a la familia Ballesteros según atestigua la heráldica de la fachada. La amplia puerta mantiene los llamadores elevados debido a que en esa época se utilizaban desde los caballos.

En el resto de la fachada destaca la tercera altura, que es una galería abierta de arcos entre pilastras toscanas realizada en ladrillo, con influencias de Vandelvira y el escudo esquinado.

Palacio de Don Manolito

Llamado así en recuerdo de un propietario reciente, perteneció a D. Fernando de Ballesteros Saavedra, Gobernador del Campo de Montiel y alcalde de esta villa, casa troncal de los Ballesteros del siglo XVI. Tiene una fachada con fuertes reminiscencias clásicas. A ambos lados de la puerta y sostenidos por héroes de la antigüedad (probablemente Teseo y Hércules), encontramos las armas de los Ballesteros y las de los Muñoz, apellido de su mujer; así como dos tondos con bustos clásicos. Destaca en el interior el patio de grandes dimensiones con columnas jónicas y zapatas invertidas. Las galerías se cubren con vigas de madera y bovedillas de mampostería. Se conserva el pequeño oratorio, cubierto por una bóveda policromada, en la galería superior. En la actualidad es un Centro de Día, albergando también una exposición permanente de autores comarcales.

Palacio de la Familia Buenache

Fue construido en la primera mitad del siglo XVIII, dentro de la estética clasicista. Fueron los patronos de la Iglesia de la Encarnación. La portada es adintelada con columnas dóricas que enmarcan el conjunto. El piso superior tiene un gran balcón enmarcando el vano con pilastras dóricas.

Iglesia del Corpus Christi Convento de las Franciscanas

Es el más antiguo de la cuidad. Un solemne compás ajardinado y cerrado por una verja precede a la iglesia imponiendo en el entorno un aspecto conventual. Destaca por sus retablos.

Casa del Inquisidor

Es el número 47 de Don Tomás el Médico. El escudo pertenece a la Inquisición, presentando cruz verde sobre fondo negro, ramo de olivo y espada de la justicia sobre zarza ardiendo. Se debe a que perteneció al inquisidor Bartolomé Lucas Patón.

El interior se estructura en torno a un patio cuadrangular con pórticos sobre ocho columnas toscanas y zapatas. En la escalera existe un escudo donde se representa en la parte superior los símbolos de la inquisición, y en la zona inferior la cruz de Calatrava.

Iglesia de los Trinitarios

Situada en la Plaza de la Trinidad, formaba parte del antiguo convento de los trinitarios, cuya fundación se debió al Beato Juan Bautista de la Concepción en el año 1603. Sigue la tipología barroco clasicista de la iglesia conventual desarrollada por la Corte en la transición al XVII. En el altar, un bello retablo “arropa” una talla barroca de gran calidad de Nuestro Padre Jesús Rescatado.

Santuario de Nuestra Señora de la Antigua

Situado a 5 km de Villanueva de los Infantes, al margen derecho del río Jabalón. La fachada exterior está realizada en mampostería, portal adintelado con balcón de hierro y escudo perteneciente a la Orden de Santiago. El patio es cuadrangular y porticado. La portada de la iglesia es barroca. En el interior nave única cubierta con medio cañón con lunetos, arcos fajones sobre pilastras toscanas y friso corrido. El retablo barroco con columnas salomónicas, en el centro se encuentra el camarín de la Virgen de la Antigua, talla del siglo XIII. En el entorno podemos ver y disfrutar de uno de los descansaderos de la Ruta del Quijote.

Yacimiento arqueológico Jamila

Edificio de unos 50×40 metros con 14 grandes columnas fechado en los siglos XIII y XIV, también se conocen restos ibero-romanos y modernos. La fase medieval tuvo función posiblemente religiosa y acabó incendiada.

Puente de la Virgen de la Antigüa

De tres arcos sobre el río Jabalón en el Camino Real de Andalucía. Datado entre los siglos XVI-XVII, presenta una inscripción y un escudo de un benefactor en su lateral aguas abajo.

Puente romano de Triviño

Viaducto de más de 100 m. de longitud y 6 arcos sobre el río Jabalón y en el itinerario que unía la Alta Andalucía y la Meseta. Es fruto de las sucesivas ampliaciones de un puente romano, como la de Carlos III (1786).

“En un lugar de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…”

Un equipo de científicos de la Universidad Complutense, integrado por diez expertos en Geografía, Historia, Filología, Sociología, Matemáticas y Ciencias de la Información, dirigido por Francisco Parra Luna, catedrático de Sociología; Santiago Petschen, de Relaciones Internacionales, y Manuel Fernández Nieto, de Literatura, trataron durante años de hallar respuesta a la gran incógnita que nos plantea una de las mayores obras escritas de todos los tiempos: Don Quijote de la Mancha.

DonQuijoteVillanuevoDeLosInfantes

Don Quijote y Sancho Panza en Villanueva de los Infantes

Aplicando diversas metodologías, entre ellas la velocidad que despliega el asno en su recorrido habitual, se llegó a fijar la mítica morada de Don Quijote en Villanueva de los Infantes. Cervantes situó a su legendario héroe en Villanueva de los Infantes tal vez “porque ninguno como él representaba el centro geográfico, político y cultural del Campo de Montiel”, sostienen los autores del informe, iniciado a raíz de un congreso celebrado en Lisboa, donde se expuso la posible metodología.

Los últimos versos de Francisco de Quevedo

Un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid ha logrado demostrar la autenticidad de los restos de Francisco de Quevedo y Villegas hallados en la cripta de Santo Tomás, situada en la iglesia de Villanueva de los Infantes, donde el escritor pasó sus últimos días. Tras sufrir el último de sus destierros en León en 1639, el autor de El Buscón se retira a su Señorío de Torre de Juan Abad. Muy enfermo se traslada al Convento de los Dominicos en Villanueva de los Infantes donde falleció el 8 de septiembre de 1645.

Se cuenta que su tumba fue saqueada días después por un caballero que deseaba tener las espuelas de oro con las que había sido enterrado y que dicho caballero murió en justo castigo por tal atrevimiento. En Villanueva de los Infantes se puede visitar la celda en la que vivió sus últimos días y la capilla en la reposan sus restos.

La Fiesta del Pimiento, el Mercadillo Cervantino y las Muestras Nacionales del Folclore

Todos los años, a finales de agosto primeros de septiembre, se celebra en Villanueva de los Infantes una de las fiestas más populares del Campo de Montiel: la Fiesta del Pimiento, el Mercado Cervantino y las Jornadas Nacionales de Folclore.

Villanueva de los Infantes muestra la calidad y promociona uno de los platos estrella de la gastronomía campomontieleña, el exquisito pisto manchego, elaborado con los magníficos pimientos de estas tierras.

Para llevar a cabo este fin, se prepara un enorme pisto del que salen más de 8000 raciones, que son repartidas generosamente entre los asistentes y todos los visitantes, cada año más numerosos. Las dimensiones del pisto son tan descomunales, que la sartén en la que se elabora ha de ser movida por una grúa.

DonQuijoteVillanuevoDeLosInfantes

Don Quijote y Sancho Panza en Villanueva de los Infantes

Asociaciones, Ayuntamiento y voluntarios, colaboran en la preparacion, sobre todo a la hora de partir y trocear, tantísimos kilos de pimiento.

Grupos de amigos acampan esos dias en torno al pisto, generando un ambiente festivo y exclusivo que cada año cuenta con más participantes.

Las calles principales de Villanueva de los Infantes se llenan de puestos con carácter medieval, formando un agradable Mercadillo Cervantino, por el que desfilan charangas, respresentaciones del Quijote y otros actos festivo-culturales.

Para completar estas fiestas y para los amantes del folclore, también se celebra la Muestra Nacional de Folclore de Villanueva de los Infantes, en la Plaza Mayor, con grupos y asociaciones invitados de coros y danzas de todo el país.

Fiestas y tradiciones

Los Mayos a las Damas y a las Cruces. Se celebran las noches del 30 de abril y 2 de mayo

Encuentros Cervantinos y Quevedianos. En julio y septiembre

Certamen Internacional de Poesía de la Orden Literaria Francisco de Quevedo. El 28 de agosto

Festival Internacional de Música Clásica. Julio-agosto

Jornadas Cervantinas, Día del Pimiento y Muestras Nacionales de Folclore. El primer fin de semana de septiembre

Ferias y fiesta. Del 26 al 30 de Agosto

Fiestas patronales. 8 y 18 de Septiembre

Un paseo por Villanueva de los Infantes